Ley de defensa del consumidor - pares seixas

Después del “Black Friday” y el “Cibermonday” hay que hacer valoración con respecto a la ley de defensa del consumidor. Han sido apróximadamente 1.172 millones de euros en el entorno online, lo que de confirmarse implicará un nuevo récord de ventas. Al parecer, Seur realizó en 2014 un 33% más en envíos en estas fechas, y este año se prepara para un incremento del 25% respecto al año pasado…
 
Desde Pares Seixas, estamos convencidos que actualmente la ley de defensa del consumidor debería ser algo más estricta para salvaguardar los derechos del consumidor. Ya no unicamente por días especiales o rebajas en general, sobre todo para la venta en páginas con ecommerce y tienda online ya que el Black Friday con ofertas en sus páginas web y tiendas online cada día tiene más éxito, pero cuidado porque también hay quién intenta ser más listo que tú y te da gato por liebre.
 
La OCU por ejemplo ha denunciado a MediaMarkt ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid por incumplir el artículo 20 de la Ley General de Consumidores. Con motivo del Black Friday, MediaMarkt está promocionando una serie de supuestos descuentos. En ninguno de ellos figura el precio anterior a la rebaja y varios twitteros han denunciado que “supuestamente” ha subido precios en los días anteriores al Black Friday, para así poder promocionar luego unas suculentas rebajas que no serían tales.
 

La ley de defensa del consumidor y sus detalles

Vamos a recordar algunas cuestiones que los vendedores deben tener en cuenta en situaciones así.
 
El gran aliciente de estas fechas son las rebajas, las ofertas y promociones son vinculantes y pocas excusas valen ante fallos al definir la oferta. Cualquier error en la publicidad se interpreta siempre a favor del consumidor o usuario, y como bien saben nuestros lectores, coletillas como el ya clásico “salvo error tipográfico” no cuelan.
 
Resulta muy relevante distinguir entre promociones aisladas o aquellas otras que afecten al menos a la mitad de los artículos puestos a la venta, pues las obligaciones publicitarias son distintas. La información facilitada por el vendedor debe ser muy clara y concisa respecto a su identidad, vías alternativas de contacto y ejercicio de derechos por parte de los usuarios. Las condiciones legales aplicables a la misma, del tratamiento de datos personales (especialmente en cuanto a su finalidad publicitaria), del etiquetado o envasado, de las garantías, de los gastos de transporte, de la forma de pago… y, especialmente, de las condiciones de la promoción. En este sentido, contar con un texto legal específico para las promociones, que complemente el general de la página web, será sumamente útil para prevenir malentendidos y reclamaciones.
 
En estas fechas tan importantes, para no saltarse la ley cabe aconsejar que se revisen los textos legales y los procedimientos de venta y contratación. A tener muy en cuenta la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y a la Ley de Protección de Datos. No cumplir estas normas será sancionado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, por la Agencia Española de Protección de Datos o por el Instituto Nacional del Consumo.
 
Cada página web o cada aplicación móvil es un mundo, y sus condiciones legales deben estar adaptadas a sus particularidades. Una opción interesante para posibles reclamaciones es buscar que tengan el sello de Confianza Online. El número de páginas que se limitan a copiar y pegar los avisos legales de otras es sorprendente, y hay ejemplos de todo tipo: condiciones de compra en páginas que no venden nada, incluso algunas páginas web o tiendas online que ni cambian el nombre de la empresa a la que han copiado.
 
Que quede claro para la ley de defensa del consumidor: no tener unos términos legales adaptados a los servicios y productos que se ofrecen, así como a la operativa del sitio web y de la empresa, pone al negocio online en un serio riesgo. Algunos ejemplos ya los hemos tratado en alguna ocasión en este blog temas como los errores tipográficos en los precios o el erróneo etiquetado de determinados productos. Hoy os hablaremos de las cláusulas abusivas en los contratos online.
 
El hecho de que los consumidores se limiten a marcar directamente la casilla de “he leído y acepto las condiciones legales”, sin siquiera entrar a verlas, no puede servir de excusa para imponerles obligaciones excesivas o limitar sus derechos. Quien lo haga, puede encontrarse con la desagradable sorpresa de que la Administración le dé una sorpresa; si los términos y condiciones no son legales, el consumidor puede denunciarnos y el vendedor puede ser sancionado.
 
Es bastante común que el responsable de una tienda online o venta ecommerce construya sus términos legales a partir de párrafos obtenidos de otras páginas, o de una rápida búsqueda en Google. Hay páginas web donde el texto legal induce a que están reforzando la responsabilidad y endurenciendo las reglas para las devoluciones de productos, permitiéndole modificar los plazos de entrega… Pero que, habitualmente termina siendo algo por lo cual se puede terminar pagando mucho más de lo que uno tenía pensado pagar. En algunos casos, algunas páginas web o tienda online ecommerce incluyen claúsulas como la no devolución de los gastos de envío o que, en caso de desistimiento, se entregaría un cheque regalo con el que se podría cambiar por otros productos de la tienda, en vez de dinero en efectivo.
 
La Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios (LGDCU) se ha modificado, introduciéndose algunos cambios importantes para los prestadores de servicios (especialmente los que se refieren a la forma y plazos de la devolución de productos), por tanto cuando llegue el próximo Black Friday, Cibermonday o simplemente os planteeis realizar alguna compra en una tienda online o ecommerce, tener en cuenta que siempre y digo siempre, hay que mirar la letra pequeña para no llevarnos sorpresas desagradables.
 
Desde DPS Consulting y Pares Seixas, bufete de abogados especializado en el recobro de deudas para empresas y corporaciones fundada en 1994, así como defensa jurídica empresarial esperamos que este post os sea interesante ya que tenemos la común y grave manía de comprar sin pararnos a pensar en las políticas de devolución así como el contenido legal de cualquier. Puedes contactar con Pares Seixas para cualquier duda que puedas tener puedes contactar con nosotros.
 
Desde Pares Seixas esperamos que os guste este artículo sobre la ley de defensa del consumidor, podeis encontrar otros artículos interesantes en nuestro blog o contactar con nosotros.

pares seixas logo